Fecha de cosumo preferente, de caducidad y crisis económica

Todos nos hemos preguntado alguna vez si se pueden o deben comer los alimentos una vez superada la fecha de consumo preferente. ¿Se podrá beber esa leche “caducada”? ¿me sentará mal?¿y esos huevos? ¿y esa mayonesa? ¿y esa mermelada?
La fecha de consumo preferente de un alimento indica el tiempo que el productor o fabricante garantiza que conserva todas sus características de calidad (aroma, textura, gusto, apariencia). Si se supera esa fecha, el consumo debería ser seguro, pero quizá la calidad no será la idónea.
No hay motivo para tirar indiscriminadamente a la basura cualquier producto “caducado”. Antes de tirarlos, mejor es probarlos y comprobar que están en buenas condiciones de consumo. No se puede despilfarrar alimentos y menos en el contexto económico que nos azota.
¡Ojo! Lo que siempre hay que procurar a los productos alimenticios son unas correctas condiciones de conservación, generalmente indicadas en los envases. Por ejemplo, los huevos, una vez comprados deben conservarse en refrigeración y sin estar expuestos a la luz solar.
La fecha de caducidad se usa en productos muy perecederos y sí está relacionada con la seguridad; en éstos casos conviene respetarla siempre.

Y tú…¿despilfarras alimentos y dinero?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s