Fosfatasa alcalina: ¡es la leche!

Aparte de los sofisticados métodos de vigilancia de los tratamientos térmicos (pasteurización, UHT) que sufre la leche como los termografos, data-logger con señales de alarma acústica y visual, existe un método menos sofisticado, pero eficaz a la hora de vigilar que se ha alcanzado la temperatura del tratamiento.

La fosfatasa alcalina es una proteína que está presente en la leche y que desnaturaliza cuando se eleva la temperatura del líquido por encima de los 60ºC. Con una simple test rápido (tipo papel tornasol) y un sencillo análisis de la leche el operario, por ejemplo de una quesería, sabrá si el equipo ha alcanzado la temperatura adecuada y se garantiza la destrucción de los microorganismos patógenos y la inocuidad del producto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s