“La atractividad no tiene precio…” (Po,Kung Fu Panda)

Respecto a la lucha antiinsectos en las estancias alimentarias, ahora se llevan mucho los “insectocaptores” donde sigue habiendo una luz ultravioleta que atrae a las inevitables golosas (las moscas), pero luego se quedan pegadas a una tira adhesiva y así se evita que estallen como una bomba-artefacto. Además la luz UV se puede sustituir por trampa de ferhormonas.

Existen modernas trampas para capturar insectos  Como los restaurantes de diseño odiarían colocar un insectocutor con alambres y demás, ahora se estilan las tulipas pegadas a la pared y más discretas puesto que se confundirían con una lámpara.
En el caso de que se siga con el insectocutor de toda la vida, la norma IFS recomienda que en las entradas de los locales se coloque perpendicular a la puerta y no paralelo; de esta manera no se está “invitando” al insecto a entrar, sino que es atraído por la luz UV una vez que ya está dentro de la instalación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s