Reducir la carga de S. aureus: está en tus manos

Hace poco explicábamos cómo el manipulador de alimentos convive con un “enemigo íntimo” llamado Staphylococcus aureus, el cual supone una amenaza potencial para la salud de los consumidores. Sin embargo el riesgo se puede reducir al mínimo si el manipulador desempeña su trabajo de acuerdo a unas correctas prácticas higiénicas, entre las que cabe destacar el lavado de manos.
Existe una sencilla prueba que permite comprobar el nivel de eficacia de este procedimiento preventivo:
En el laboratorio se puede preparar una placa de Agar Sal-manitol que se dividirá con un rotulador en tres partes.
  1. En una de ellas se presiona con 3 dedos de la mano a la vez. 
  2. En otra se deslizan las yemas de los dedos después de haber lavado los mismos con agua y jabón y
  3. En la 3ª parte se presionan las yemas de los dedos una vez lavadas las manos con agua, jabón y además desinfectadas con alcohol.
Después del oportuno periodo de incubación en la estufa, se comprobará que en la segunda y tercera parte se reduce significativamente la cantidad de bacteria en las manos, demostrando así que el manipulador de alimentos (portador probable de S.aureus) se debe lavar las manos meticulosamente siempre que sea necesario.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s