Trazabilidad alimentaria: el Sistema de Radiofrecuencia RFID

Para seguir la trazabilidad a lo largo de la cadena alimentaria es necesario disponer de sistemas ágiles y eficaces de manera que no se pierda la información independientemente del proceso al que sea sometido el producto alimenticio. Los chips de radiofrecuencia son sensibles a la torsión (si se doblan pierden su eficacia) y además no soportan reiterados procesos de ultracongelación (-20ºC) / descongelación o incluso simplemente el someterlos a temperaturas de frío negativo durante largos períodos de tiempo.

Sin embargo, FRIOBÁS, una importante empresa asturiana de alimentos congelados,  en colaboración con SICO (Sistemas Informáticos de Control y Organización) ha solventado los problemas anteriores a través del diseño de etiquetas de radiofrecuencia pasiva y por si fuera poco, contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente por ser reutilizables. De esta manera la empresa asegura el proceso de trazabilidad, envasado y almacenamiento a lo largo de su proceso productivo sin problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s