De la granja a la mesa

También traducido literalmente del inglés “from the farm to the fork” (de la granja al tenedor), es el eslogan utilizado en la UE para englobar todas las acciones de trazabilidad, seguridad alimentaria, bienestar y sanidad animal, fitosanitarios, etc. que influyen directa o indirectamente en la calidad sanitaria de un alimento.

Aparece por primera vez reflejado en el Libro Blanco de Seguridad Alimentaria (2000), y para posibilitar su cumplimiento se ha desarrollado todo un abanico normativo que abarca todas y cada una de las fases de producción.

Aunque la producción primaria ha estado incluida desde un primer momento en este concepto integral de la vigilancia, normativamente ha tenido un desarrollo más ralentizado por la dificultad de su puesta en marcha. Esto no ha impedido un avance significativo en los últimos años en este sentido, ya que el enfoque sigue siendo global.

El empleo de plaguicidas, fertilizantes, antibióticos, hormonas y otros medicamentos veterinarios, y en general cualquier sustancia susceptible de estar contaminando un alimento, es sometido a un estricto control tanto en la producción vegetal como en ganadería.

Todas estas acciones están en consonancia con el control del comercio con terceros países, ya que parte de la materia prima y aditivos que componen nuestros alimentos tienen su origen en el exterior de la UE.

Por tanto, provengan del lugar del planeta de donde provengan, los alimentos deben ser seguros desde la granja hasta nuestra mesa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s