Cocinar o conducir…he aquí la cuestión

Las figuras profesionales del trabajador de la cocina (chef, cocinero, auxiliar, etc) y del trabajador de la conducción (chófer, piloto, conductor, etc) tienen similitudes que quizá no te has parado a analizar y que configuran gran parte del perfil que deben reunir estos profesionales. Examinemos algunas de estas analogías:

cocinero y  conductorDel trabajo de ambos depende la salud de otras personas. Por lo tanto su grado de responsabilidad es alto en ambos casos.

El conductor debe adaptarse siempre tanto al vehículo, como a la vía, como a las condiciones externas. No es lo mismo llevar un coche de gama alta, que un utilitario. No es lo mismo conducir de día que hacerlo de noche. No es lo mismo conducir con lluvia que sin ella. No es lo mismo haber pasado todas revisiones que no hacerlo. No es lo mismo circular por autopista que por una vía urbana o por una camino de tierra. En todas esas circunstancias, el buen profesional de la conducción sabe adaptarse al entorno, conduciendo en condiciones de seguridad y reduciendo al mínimo las posibilidades de accidente.

De igual modo, en el trabajo de cocina las condiciones también pueden ser muy cambiantes de unos establecimientos a otros, pero si el cocinero dispone de la adecuada formación, debe saber adaptarse a sus circunstancias de trabajo y poder trabajar en condiciones de seguridad alimentaria, con más o menos dificultad según los casos. No es lo mismo una cocina grande que una pequeña. No es lo mismo una nueva que una vieja. No es lo mismo trabajar con unos equipos que con otros. No es lo mismo un diseño de la cocina que otro.

Pero siempre se puede trabajar en unas condiciones razonables de seguridad alimentaria.

Unas excelentes instalaciones y equipos no deben nunca generar una falsa sensación de seguridad alimentaria, al igual que conducir un coche de alta gama no supone una garantía de que no puede chocar o atropellar a alguien, si el conductor se va saltando las normas, los stop, los semáforos en rojo o simplemente desconoce esas normas.

La clave de la seguridad está mucho más  en las manos del cocinero o conductor que en las cocinas o vehículos que manejan.

Si te ha gustado el post, haz clic, en “me gusta” en nuestra página de facebook. 

me gusta

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s